CONSEJOS PARA UNA CITA PERFECTA

¿Tu primera vez conmigo? No te preocupes. Despejo tus dudas sobre lo que te vas a encontrar, cómo sentirte más cómodo y si puedes pedir o descartar determinados servicios. Es importante que ambos nos sintamos cómodos, tranquilos y relajados, ser asertivo con lo que te gusta y lo que no, así que no dudes en hablar conmigo.

tiempo.png

Se puntual, yo te reservo mi tiempo para ti, no te retrases y si surge un imprevisto avísame, lo entenderé.
 

manos.png

La educación es una virtud que me atrae muchísimo. Cuanto más respeto muestres y más caballero seas, más tranquila estaré y más cariño tendrás.

bola.png

La videncia no es mi fuerte, por lo que te recomiendo hablar. Pide por esa boquita lo que te gusta y pregunta lo que me gusta. No todas las chicas hacemos todos los servicios y no por esto dejamos de ser profesionales, simplemente cada una decide hasta dónde quiere llegar..

ducha.png

La limpieza es imprescindible, y no me refiero a ir engominado y perfumado. Por favor, lavado completo previo, siempre te ofreceré una ducha antes y después para tu higiene.

no drogas.png

Drogas y alcohol en su justa medida. Ya no eres un niño para pillarte esos pedos inhumanos.

no pajaros.png

La agresividad finalizará la cita automáticamente.

sexoxdinero.png

¿Te imaginas discutiendo con una máquina de tabaco para que te dé el paquete antes de meterle monedas? Por favor, paga siempre antes del servicio.

tiemporo.png

No negocies ni el precio ni el tiempo, la calidad tiene un precio, el mercado es libre y tienes mucho donde elegir.

condon.png

Tengo condones y los uso siempre. No discutamos en la cita sobre este tema porque no es negociable.
 

topsecret.png

Si un día nos encontramos por la calle, no te preocupes, no nos saludaremos ni nada parecido: nunca nos hemos visto, ni nos conocemos. Te pido, por favor, que tú hagas lo mismo, ya que muchas nos dedicamos a esta profesión a escondidas de nuestras familias. Para mi la intimidad y la discreción también son muy importantes. Lo que tuvimos juntos, siempre será nuestro secreto inconfesable.
 

hablamosde amor.png

Por si te has distraído en el punto 2, volvemos a repetir la importancia que tiene la comunicación: cuanto más hables conmigo, más podré saber cómo hacerte feliz y tú cómo hacerme feliz a mí. Pregúntame cosas como éstas: ¿Qué te gusta? ¿Cómo te gusta? ¿Estás bien? ¿Puedo hacer esto? ¿Te gusta que te llame ****? ¿Prefieres que vaya más lento?


Espero verte muy pronto, cuídame mucho y yo te mimaré como te mereces.